¿Qué es un Buyer Persona? Aquí tienes 1 ejemplo claro

Qué es un Buyer Persona

Alejandro Tavío. Apasionado del Marketing Digital

Publicado el día Oct 29, 2021

Saber a quién nos tenemos que dirigir al hacer una estrategia de marketing es uno de los retos más importantes a los que se tiene que enfrentar una empresa cuando realiza una campaña para un producto o servicio concreto. Sabiendo qué es un Buyer Persona y creando uno, conseguimos afinar la puntería e impactar precisamente en las personas que más posibilidades tienen de convertirse en clientes. Además, también puede servirnos en nuestra estrategia de comunicación en RRSS, ya que sabiendo cómo es quien nos lee, sabremos también como comunicarnos con ellos.

Así que ya sabes, si quieres descubrir un poco más sobre qué es un Buyer Persona y tener un ejemplo claro de cómo crearlo,  sigue leyendo.

Definición de Buyer Persona.

Un Buyer Persona es una representación ficticia de lo que sería el cliente tipo e ideal de un servicio o producto. Para crearlo, se tienen en cuenta datos sociodemográficos, hábitos, intereses o frustraciones. Cuanta más información podamos obtener de nuestro cliente ideal, más posibilidades tenemos de acertar a la hora de crear estrategias de marketing en el futuro. 

Ya sea contenido orgánico o publicidad, tener una idea sobre a quién nos dirigimos, puede darnos una ventaja competitiva respecto a nuestros competidores que no tengan del todo claro sobre qué segmento de la población deben impactar. Parece razonable pensar, que será mucho más rentable para nuestro negocio dedicar la mayor parte del presupuesto de Marketing en impresionar al segmento de personas que más posibilidades tienen de convertirse en clientes y no dedicar todo el presupuesto en impresionar a toda la población.

Hay que tener en cuenta que no siempre la persona que acaba comprando es a la que se supone que se debe dirigir un producto concreto. Por ejemplo, en la campaña de Navidad de una juguetería, aunque está claro que quien va a disfrutar en última instancia de los juguetes van a ser los niños, también es importante la impresión que esos juguetes tengan sobre los padres. De esta manera, para un mismo producto debemos contar con varios factores a la hora de diseñar nuestro Buyer Persona, ya que muchas veces si al padre le gustan los coches, es posible que acabe comprando un coche de juguete a su hijo.

Es importante señalar que la creación de un Buyer Persona no quiere decir que el 100% de nuestros clientes sean como marca el perfil. Simplemente es una representación estadística de cómo es nuestro cliente tipo, nunca debe ser excluyente. Solo es una idea general.

Tipos de Buyer Persona.

Como hemos comentado, no siempre la persona que va a disfrutar del producto es la que toma la decisión real de compra. Podemos diferenciar tres tipos de buyer persona:

  • Decisor: es el más extendido habitualmente, ya que tienes que convencer de la compra a la misma persona que va a disfrutar del producto o servicio.
  • Prescriptor: se suele dar en sectores en las que existe una persona que por sus conocimientos o perfil profesional tiene la capacidad de recomendar y que el resto de personas tengan su opinión en cuenta.
  • Influenciador: en este caso, hablamos de una persona que no te recomienda directamente sino que da su opinión por algún medio de difusión. Muchas veces las empresas les contactan para dar una opinión positiva sobre un producto concreto.

Ejemplo de Buyer Persona.

Para realizar un buen perfil de Buyer Persona hay que tener en cuenta diversos aspectos y cada marketer puede añadir o quitar algunos dependiendo de sus preferencias o la información de la que disponga. En mi caso, he querido realizar un ejemplo de Buyer Persona basado en una empresa que vende bolsas de tela orgánica serigrafiadas, nuestra Buyer Persona es Lucía Sánchez, de 28 años.

Tabla ejemplo Buyer Persona. En ella te explico qué es un Buyer Persona y los distintos campos que utilizo para crear un perfil.
Ejemplo de Buyer Persona realizado por Alejandro Tavío.

En mi caso he decidido añadir los siguientes campos:

  • Biografía y hábitos: en este campo explicamos un poco sobre el contexto vital de nuestro cliente ideal y su día a día. Además, explicamos algunos hábitos que puedan dejar más claro la forma de ser y los valores que tiene.
  • Demografía: aquí simplemente damos información objetiva tanto cualitativa como cuantitativa sobre la formación, ingresos, situación sentimental o con quién convive nuestra Buyer Persona.
  • Intereses: es importante conocer los intereses o hobbies que tiene Lucía, ya que puede ser un indicativo importante para la segmentación publicitaria. Además, según el producto podría hablar por sí mismo del interés que tiene en nuestro producto o servicio.
  • Personalidad: es importante saber la forma de ser que tiene nuestro cliente tipo y saber diferenciar cuándo es relevante para nuestro negocio.
  • Objetivos: debemos conocer las metas que nuestro Buyer Persona tiene en su vida y hacer ver que nuestro producto o servicio puede ser partícipe de ese proceso vital.
  • Frustraciones: empatizar con las preocupaciones de nuestros clientes y situarnos como solución a algunas de ellas puede hacer que nos convirtamos en una marca afín para el cliente.
  • Marcas afines: son marcas o empresas que conviven con los valores del cliente y con las que se siente cómoda y representada.

Aunque en este ejemplo de Lucía Sánchez hemos añadido hoy esta información, los perfiles de Buyer Persona pueden cambiar en la medida que nuestra cliente tipo también lo haga.

Si tienes alguna duda, solo tienes que añadirla en los comentarios👇👇

También puede interesarte:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This